Últimas recetas

8 alimentos que te ayudarán a mantener tu apariencia joven

8 alimentos que te ayudarán a mantener tu apariencia joven


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Se ha comprobado que una dieta rica en estos alimentos previene el daño a la estructura celular que puede provocar líneas finas y arrugas.

8 alimentos que te ayudarán a mantener tu apariencia joven

El deseo de permanecer joven, o al menos parecer joven, para siempre no es nada nuevo. A partir del siglo V, los poderes restauradores de la Fuente de la Juventud se han mitificado. Aunque no existe tal cosa, no ha impedido que la humanidad intente encontrar una "cura" para el envejecimiento, especialmente el envejecimiento de la piel. [relacionado] [presentación de diapositivas]

Por desgracia, envejecer es parte de la vida y, en consecuencia, también lo son esas temidas arrugas y piel flácida. El envejecimiento de la piel también se ve agravado por una multitud de factores, como la exposición a los rayos UV, los radicales libres, la sequedad y, lo adivinó, la dieta.

Verdes de hojas oscuras

Shutterstock


20 alimentos para una piel mejor, más sana y de aspecto más joven

Todos hemos escuchado el dicho "eres lo que comes". Es un cliché y un agudo, pero comer de manera saludable de manera constante realmente puede ayudarlo a obtener ese aspecto radiante. Cambiar hacia comidas más al estilo mediterráneo es posiblemente la mejor manera de comer para una mejor piel y salud en general. Los antioxidantes, como el betacaroteno, la vitamina C, la vitamina E, el selenio y las vitaminas B, funcionan como guardaespaldas de las células de la piel, ayudándolas a protegerlas del daño. Los omega-3 también son clave para la salud y la apariencia de la piel, ya que ayudan a minimizar la inflamación que puede conducir a la degradación celular con el tiempo. Para obtener esos nutrientes cruciales, agregue estos alimentos a su lista de compras lo antes posible:

Beber más agua es la forma más sencilla y rápida de aumentar su brillo y mantener la piel (¡y sus tejidos!) Funcionando de la mejor manera. Intente agregar cítricos frescos o bayas para darle vida al agua pura o sin gas. La cantidad que necesita beber varía según la persona, pero yo haría dos litros (unas ocho tazas) como mínimo. ¡Usted & rsquoll necesita más si hace ejercicio vigorosamente o si suda mucho en general!

Dos tazas de sandía en cubos equivalen a una taza llena de agua y pueden ayudarlo a usted (y por lo tanto a las células de su piel) a mantenerse hidratado. Además, el betacaroteno y la vitamina C que se encuentran en la sandía la convierten en un refrigerio lleno de antioxidantes. Intente cortarlo y guardarlo en el congelador para disfrutarlo durante los meses más cálidos.

Si hay una forma en que todos podemos mejorar nuestra dieta, es comer más mariscos. ¡Menos del 10% de nosotros obtenemos las 8-12 onzas recomendadas por semana! Los ácidos grasos omega-3 en el pescado son clave para contrarrestar la inflamación, que puede provocar daños en las células de la piel, descamación, sequedad y una apariencia opaca en general. Otras excelentes fuentes de omega-3 son el arenque, la caballa, el atún, los camarones, las sardinas, la lubina, el fletán y la langosta.

La avena proporciona selenio, un compuesto antioxidante que ayuda a proteger a las células del daño (el tipo que, en última instancia, podría provocar mutaciones y crecimiento de tumores a largo plazo). Además, los prebióticos que se encuentran en la avena alimentan su cuerpo y los probióticos beneficiosos rsquos, lo que refuerza su sistema inmunológico en general.

Los aceites de origen vegetal como el aceite de maíz también proporcionan a su cuerpo omega-3 y rsquos, lo que ayuda a minimizar la inflamación. Dado que estos aceites también son bajos en grasas saturadas, son la opción perfecta para cocinar para agregar sabor y aumentar el contenido de antioxidantes de su comida y mdash beneficiando las células de su piel. y la salud del corazón.

El ácido elágico que se encuentra en muchos alimentos de origen vegetal como las nueces se ha relacionado con la protección de las células de la piel del daño de los rayos UV. Las nueces también contienen antioxidantes y minerales, como las vitaminas A y E, además de calcio y potasio. También son una fuente de zinc, que es otro nutriente que puede ayudar a promover una piel radiante y proteger la inmunidad.

Los compuestos polifenólicos que se encuentran en las aceitunas pueden ayudar a proteger las células de la alteración y mejorar el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Elija estas frutas llenas de antioxidantes para ayudar a proteger las células de la piel y mejorar la salud en general. Te llenarán con una combinación de grasas insaturadas y fibra.

Las hierbas y especias como el ajo, el orégano, la canela, el clavo y el jengibre también pueden ayudar. Las primeras investigaciones los han relacionado con la reducción de la producción de productos finales de glicación avanzada (AGE). Estos compuestos pueden causar cambios estructurales en la piel cuando se acumulan, pero sus saborizantes favoritos pueden ayudar a retrasar la acumulación de AGE.

Las uvas rojas, verdes y negras proporcionan una combinación de ácido elágico y resveratrol, dos compuestos que ayudan a combatir el estrés oxidativo. Otro también puede ayudar a mantener la regeneración de las células de la piel.

Una de las funciones más poderosas de la vitamina C es la producción de colágeno, una proteína que le da elasticidad a la piel. El colágeno se degrada a medida que envejece y provoca la formación de arrugas, pero un kiwi lleno de vitamina C puede proporcionar el 141% de su valor diario y ayudar a contrarrestar este efecto, dice la dermatóloga Lauren Ploch, MD, MEd, FAAD.

Estas bayas brillantes están llenas de vitamina C y flavonoides, los cuales mantienen y promueven la salud de la piel. ¿La mejor parte? Aunque son de temporada, retienen sus nutrientes cuando se congelan, por lo que puede disfrutar de los beneficios calmantes para la piel durante todo el año.

"Las altas cantidades de ácidos grasos omega-3 del pescado ayudan a reducir la inflamación, lo que puede afectar el aspecto de la piel", explica Tamara Melton, MS, RDN, LD. Los nutrientes como la vitamina D y los antioxidantes también pueden reducir el riesgo de cáncer de piel y ayudar con el acné y la rosácea, agrega Ploch.

Los huevos son una fuente de luteína, que ayuda a mantener la piel hidratada y firme. También promueve los aceites naturales que te ayudan a mantenerte radiante, así que siéntete libre de comenzar el día con una tortilla de verduras. O, en lugar de proteínas con alto contenido de grasa, intente agregarlas a los sándwiches.

Los tomates cuentan con licopeno, un pigmento que se encuentra naturalmente en la piel. Si bien no reemplaza el protector solar, este antioxidante puede ofrecer protección a largo plazo contra la radiación UV y neutralizar los radicales libres dañinos, dice el dermatólogo Rajani Katta, MD.

Estas potentes verduras están repletas de compuestos de caroteno, luteína y zeaxantina, que son esenciales para proteger e hidratar las células de la piel y mantener a raya el daño de la piel. Intente comerlos en batidos, ensaladas, salteados e incluso como bocadillos, como chips de col rizada horneada.

Comer regularmente estas verduras ricas en vitamina C aumenta naturalmente el colágeno de su cuerpo, lo que ayuda a mantener su piel firme y con un aspecto juvenil. Bono: la vitamina C también fortalece su sistema inmunológico, por lo que agregar pimientos en rodajas a ensaladas y sándwiches también puede mantener alejado el frío del invierno.

El zinc es otro mineral estimulante del sistema inmunológico que puede ayudar a proteger las células de la piel del daño a largo plazo. Afortunadamente, se encuentra en todo tipo de mariscos como camarones, ostras y mejillones. Aún mejor, son más bajas en calorías como fuente de proteína magra.

Los hongos contienen selenio, un mineral importante que ayuda a proteger nuestra piel del daño solar. Intente cambiar los "filetes" de portobello por carnes rojas con alto contenido de grasa, o agregue las versiones salteadas y crudas a una ensalada.

Tanto las nueces como las semillas están llenas de vitamina E, que ayuda a proteger las células de nuestro cuerpo y le da a nuestra piel un brillo saludable. Además, dado que la vitamina E también se ha relacionado con la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, rociar semillas de girasol en ensaladas, sopas, saltear y comer, o comer un puñado como refrigerio brinda un beneficio adicional para la salud.

Los mangos están cargados de betacaroteno, que ayuda a que la piel se repare, se mantenga suave e incluso retrasa la aparición de arrugas. Y mdash sí, ¡hay más! Están llenos de vitamina A, que protege las células y las ayuda a regenerarse. Cuando están fuera de temporada, puede obtener los mismos efectos de la calabaza de invierno y las batatas, así como de las zanahorias, el melón y los albaricoques.


20 alimentos para una piel mejor, más sana y de aspecto más joven

Todos hemos escuchado el dicho "eres lo que comes". Es un cliché y un agudo, pero comer de manera saludable de manera constante realmente puede ayudarlo a obtener ese aspecto radiante. Cambiar hacia comidas más al estilo mediterráneo es posiblemente la mejor manera de comer para una mejor piel y salud en general. Los antioxidantes, como el betacaroteno, la vitamina C, la vitamina E, el selenio y las vitaminas B, funcionan como guardaespaldas de las células de la piel, ayudándolas a protegerlas del daño. Los omega-3 también son clave para la salud y la apariencia de la piel, ya que ayudan a minimizar la inflamación que puede conducir a la degradación celular con el tiempo. Para obtener esos nutrientes cruciales, agregue estos alimentos a su lista de compras lo antes posible:

Beber más agua es la forma más simple y rápida de aumentar su brillo y mantener la piel (¡y sus tejidos!) Funcionando de la mejor manera. Intente agregar cítricos frescos o bayas para darle vida al agua pura o sin gas. La cantidad que necesita beber varía según la persona, pero yo haría dos litros (unas ocho tazas) como mínimo. ¡Usted & rsquoll necesita más si hace ejercicio vigorosamente o si suda mucho en general!

Dos tazas de sandía en cubos equivalen a una taza llena de agua y pueden ayudarlo a usted (y por lo tanto a las células de su piel) a mantenerse hidratado. Además, el betacaroteno y la vitamina C que se encuentran en la sandía la convierten en un refrigerio lleno de antioxidantes. Intente cortarlo y guardarlo en el congelador para disfrutarlo durante los meses más cálidos.

Si hay una forma en que todos podemos mejorar nuestra dieta, es comer más mariscos. ¡Menos del 10% de nosotros obtenemos las 8-12 onzas recomendadas por semana! Los ácidos grasos omega-3 en el pescado son clave para contrarrestar la inflamación, que puede provocar daños en las células de la piel, descamación, sequedad y una apariencia opaca en general. Otras excelentes fuentes de omega-3 son el arenque, la caballa, el atún, los camarones, las sardinas, la lubina, el fletán y la langosta.

La avena proporciona selenio, un compuesto antioxidante que ayuda a proteger a las células del daño (el tipo que, en última instancia, podría provocar mutaciones y crecimiento de tumores a largo plazo). Además, los prebióticos que se encuentran en la avena alimentan su cuerpo y los probióticos beneficiosos rsquos, lo que refuerza su sistema inmunológico en general.

Los aceites de origen vegetal como el aceite de maíz también proporcionan a su cuerpo omega-3 y rsquos, lo que ayuda a minimizar la inflamación. Dado que estos aceites también son bajos en grasas saturadas, son la opción perfecta para cocinar para agregar sabor y aumentar el contenido de antioxidantes de su comida y mdash beneficiando las células de su piel. y la salud del corazón.

El ácido elágico que se encuentra en muchos alimentos de origen vegetal como las nueces se ha relacionado con la protección de las células de la piel del daño de los rayos UV. Las nueces también contienen antioxidantes y minerales, como las vitaminas A y E, además de calcio y potasio. También son una fuente de zinc, que es otro nutriente que puede ayudar a promover una piel radiante y proteger la inmunidad.

Los compuestos polifenólicos que se encuentran en las aceitunas pueden ayudar a proteger las células de la alteración y mejorar el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Elija estas frutas llenas de antioxidantes para ayudar a proteger las células de la piel y mejorar la salud en general. Te llenarán con una combinación de grasas insaturadas y fibra.

Las hierbas y especias como el ajo, el orégano, la canela, el clavo y el jengibre también pueden ayudar. Las primeras investigaciones los han relacionado con la reducción de la producción de productos finales de glicación avanzada (AGE). Estos compuestos pueden causar cambios estructurales en la piel cuando se acumulan, pero sus saborizantes favoritos pueden ayudar a retrasar la acumulación de AGE.

Las uvas rojas, verdes y negras proporcionan una combinación de ácido elágico y resveratrol, dos compuestos que ayudan a combatir el estrés oxidativo. Otro también puede ayudar a mantener la regeneración de las células de la piel.

Una de las funciones más poderosas de la vitamina C es la producción de colágeno, una proteína que le da elasticidad a la piel. El colágeno se degrada a medida que envejece y provoca la formación de arrugas, pero un kiwi lleno de vitamina C puede proporcionar el 141% de su valor diario y ayudar a contrarrestar este efecto, dice la dermatóloga Lauren Ploch, MD, MEd, FAAD.

Estas bayas brillantes están llenas de vitamina C y flavonoides, los cuales mantienen y promueven la salud de la piel. ¿La mejor parte? Aunque son de temporada, retienen sus nutrientes cuando se congelan, por lo que puede disfrutar de los beneficios calmantes para la piel durante todo el año.

"Las altas cantidades de ácidos grasos omega-3 del pescado ayudan a reducir la inflamación, lo que puede afectar el aspecto de la piel", explica Tamara Melton, MS, RDN, LD. Los nutrientes como la vitamina D y los antioxidantes también pueden reducir el riesgo de cáncer de piel y ayudar con el acné y la rosácea, agrega Ploch.

Los huevos son una fuente de luteína, que ayuda a mantener la piel hidratada y firme. También promueve los aceites naturales que te ayudan a mantenerte radiante, así que siéntete libre de comenzar el día con una tortilla de verduras. O, en lugar de proteínas con alto contenido de grasa, intente agregarlas a los sándwiches.

Los tomates cuentan con licopeno, un pigmento que se encuentra naturalmente en la piel. Si bien no reemplaza el protector solar, este antioxidante puede ofrecer protección a largo plazo contra la radiación UV y neutralizar los radicales libres dañinos, dice el dermatólogo Rajani Katta, MD.

Estas potentes verduras están repletas de compuestos de caroteno, luteína y zeaxantina, que son esenciales para proteger e hidratar las células de la piel y mantener a raya el daño de la piel. Intente comerlos en batidos, ensaladas, salteados e incluso como bocadillos, como chips de col rizada horneada.

Comer regularmente estas verduras ricas en vitamina C aumenta naturalmente el colágeno de su cuerpo, lo que ayuda a mantener su piel firme y con un aspecto juvenil. Bono: la vitamina C también fortalece su sistema inmunológico, por lo que agregar pimientos en rodajas a ensaladas y sándwiches también puede mantener alejado el frío del invierno.

El zinc es otro mineral estimulante del sistema inmunológico que puede ayudar a proteger las células de la piel del daño a largo plazo. Afortunadamente, se encuentra en todo tipo de mariscos como camarones, ostras y mejillones. Aún mejor, son más bajas en calorías como fuente de proteína magra.

Los hongos contienen selenio, un mineral importante que ayuda a proteger nuestra piel del daño solar. Intente cambiar los "filetes" de portobello por carnes rojas con alto contenido de grasa, o agregue las versiones salteadas y crudas a una ensalada.

Tanto las nueces como las semillas están repletas de vitamina E, que ayuda a proteger las células de nuestro cuerpo y le da a nuestra piel un brillo saludable. Además, dado que la vitamina E también se ha relacionado con la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, rociar semillas de girasol en ensaladas, sopas, saltear y comer, o comer un puñado como refrigerio brinda un beneficio adicional para la salud.

Los mangos están cargados de betacaroteno, que ayuda a que la piel se repare, se mantenga suave e incluso retrasa la aparición de arrugas. ¡Y mdash sí, hay más! Están llenos de vitamina A, que protege las células y las ayuda a regenerarse. Cuando están fuera de temporada, puede obtener los mismos efectos de la calabaza de invierno y las batatas, así como de las zanahorias, el melón y los albaricoques.


20 alimentos para una piel mejor, más sana y de aspecto más joven

Todos hemos escuchado el dicho "eres lo que comes". Es un cliché y un agudo, pero comer de manera saludable de manera constante realmente puede ayudarlo a obtener ese aspecto radiante. Cambiar hacia comidas más al estilo mediterráneo es posiblemente la mejor manera de comer para una mejor piel y salud en general. Los antioxidantes, como el betacaroteno, la vitamina C, la vitamina E, el selenio y las vitaminas B, funcionan como guardaespaldas de las células de la piel y ayudan a protegerlas del daño. Los omega-3 también son clave para la salud y la apariencia de la piel, ya que ayudan a minimizar la inflamación que puede conducir a la degradación celular con el tiempo. Para obtener esos nutrientes cruciales, agregue estos alimentos a su lista de compras lo antes posible:

Beber más agua es la forma más sencilla y rápida de aumentar su brillo y mantener la piel (¡y sus tejidos!) Funcionando de la mejor manera. Intente agregar cítricos frescos o bayas para darle vida al agua pura o sin gas. La cantidad que necesita beber varía según la persona, pero yo haría dos litros (unas ocho tazas) como mínimo. ¡Usted & rsquoll necesita más si hace ejercicio vigorosamente o si suda mucho en general!

Dos tazas de sandía en cubos equivalen a una taza llena de agua y pueden ayudarlo a usted (y por lo tanto a las células de su piel) a mantenerse hidratado. Además, el betacaroteno y la vitamina C que se encuentran en la sandía la convierten en un refrigerio lleno de antioxidantes. Intente cortarlo y guardarlo en el congelador para disfrutarlo durante los meses más cálidos.

Si hay una forma en que todos podemos mejorar nuestra dieta, es comer más mariscos. ¡Menos del 10% de nosotros obtenemos las 8-12 onzas recomendadas por semana! Los ácidos grasos omega-3 en el pescado son clave para contrarrestar la inflamación, que puede provocar daños en las células de la piel, descamación, sequedad y una apariencia opaca en general. Otras excelentes fuentes de omega-3 son el arenque, la caballa, el atún, los camarones, las sardinas, la lubina, el fletán y la langosta.

La avena proporciona selenio, un compuesto antioxidante que ayuda a proteger a las células del daño (el tipo que, en última instancia, podría provocar mutaciones y crecimiento de tumores a largo plazo). Además, los prebióticos que se encuentran en la avena alimentan su cuerpo y los probióticos beneficiosos rsquos, lo que refuerza su sistema inmunológico en general.

Los aceites de origen vegetal como el aceite de maíz también proporcionan a su cuerpo omega-3 y rsquos, lo que ayuda a minimizar la inflamación. Dado que estos aceites también son bajos en grasas saturadas, son la opción perfecta para cocinar para agregar sabor y aumentar el contenido de antioxidantes de su comida y mdash beneficiando las células de su piel. y la salud del corazón.

El ácido elágico que se encuentra en muchos alimentos de origen vegetal como las nueces se ha relacionado con la protección de las células de la piel del daño de los rayos UV. Las nueces también contienen antioxidantes y minerales, como las vitaminas A y E, además de calcio y potasio. También son una fuente de zinc, que es otro nutriente que puede ayudar a promover una piel radiante y proteger la inmunidad.

Los compuestos polifenólicos que se encuentran en las aceitunas pueden ayudar a proteger las células de la alteración y mejorar el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Elija estas frutas llenas de antioxidantes para ayudar a proteger las células de la piel y mejorar la salud en general. Te llenarán con una combinación de grasas insaturadas y fibra.

Las hierbas y especias como el ajo, el orégano, la canela, el clavo y el jengibre también pueden ayudar. Las primeras investigaciones los han relacionado con la reducción de la producción de productos finales de glicación avanzada (AGE). Estos compuestos pueden causar cambios estructurales en la piel cuando se acumulan, pero sus saborizantes favoritos pueden ayudar a retrasar la acumulación de AGE.

Las uvas rojas, verdes y negras proporcionan una combinación de ácido elágico y resveratrol, dos compuestos que ayudan a combatir el estrés oxidativo. Otro también puede ayudar a mantener la regeneración de las células de la piel.

Una de las funciones más poderosas de la vitamina C es la producción de colágeno, una proteína que le da elasticidad a la piel. El colágeno se degrada a medida que envejece y causa la formación de arrugas, pero un kiwi lleno de vitamina C puede proporcionar el 141% de su valor diario y ayudar a contrarrestar este efecto, dice la dermatóloga Lauren Ploch, MD, MEd, FAAD.

Estas bayas brillantes están llenas de vitamina C y flavonoides, los cuales mantienen y promueven la salud de la piel. ¿La mejor parte? Aunque son de temporada, retienen sus nutrientes cuando se congelan, por lo que puede disfrutar de los beneficios calmantes para la piel durante todo el año.

"Las altas cantidades de ácidos grasos omega-3 del pescado ayudan a reducir la inflamación, lo que puede afectar el aspecto de la piel", explica Tamara Melton, MS, RDN, LD. Los nutrientes como la vitamina D y los antioxidantes también pueden reducir el riesgo de cáncer de piel y ayudar con el acné y la rosácea, agrega Ploch.

Los huevos son una fuente de luteína, que ayuda a mantener la piel hidratada y firme. También promueve los aceites naturales que te ayudan a mantenerte radiante, así que siéntete libre de comenzar el día con una tortilla de verduras. O, en lugar de proteínas con alto contenido de grasa, intente agregarlas a los sándwiches.

Los tomates cuentan con licopeno, un pigmento que se encuentra naturalmente en la piel. Si bien no reemplaza el protector solar, este antioxidante puede ofrecer protección a largo plazo contra la radiación UV y neutralizar los radicales libres dañinos, dice el dermatólogo Rajani Katta, MD.

Estas potentes verduras están repletas de compuestos de caroteno, luteína y zeaxantina, que son esenciales para proteger e hidratar las células de la piel y mantener a raya el daño de la piel. Intente comerlos en batidos, ensaladas, salteados e incluso como bocadillos, como chips de col rizada horneada.

Comer regularmente estas verduras ricas en vitamina C aumenta naturalmente el colágeno de su cuerpo, lo que ayuda a mantener su piel firme y con un aspecto juvenil. Bono: la vitamina C también fortalece su sistema inmunológico, por lo que agregar pimientos en rodajas a ensaladas y sándwiches también puede mantener alejado el frío del invierno.

El zinc es otro mineral estimulante del sistema inmunológico que puede ayudar a proteger las células de la piel del daño a largo plazo. Afortunadamente, se encuentra en todo tipo de mariscos como camarones, ostras y mejillones. Aún mejor, son más bajas en calorías como fuente de proteína magra.

Los hongos contienen selenio, un mineral importante que ayuda a proteger nuestra piel del daño solar. Intente cambiar los "filetes" de portobello por carnes rojas con alto contenido de grasa, o agregue las versiones salteadas y crudas a una ensalada.

Tanto las nueces como las semillas están llenas de vitamina E, que ayuda a proteger las células de nuestro cuerpo y le da a nuestra piel un brillo saludable. Además, dado que la vitamina E también se ha relacionado con la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, rociar semillas de girasol en ensaladas, sopas, saltear y comer, o comer un puñado como refrigerio brinda un beneficio adicional para la salud.

Los mangos están cargados de betacaroteno, que ayuda a que la piel se repare, se mantenga suave e incluso retrasa la aparición de arrugas. ¡Y mdash sí, hay más! Están llenos de vitamina A, que protege las células y las ayuda a regenerarse. Cuando están fuera de temporada, puede obtener los mismos efectos de la calabaza de invierno y las batatas, así como de las zanahorias, el melón y los albaricoques.


20 alimentos para una piel mejor, más sana y de aspecto más joven

Todos hemos escuchado el dicho "eres lo que comes". Es un cliché y un agudo, pero comer de manera constante de manera saludable realmente puede ayudarlo a obtener ese aspecto radiante. Cambiar hacia comidas más al estilo mediterráneo es posiblemente la mejor manera de comer para una mejor piel y salud en general. Los antioxidantes, como el betacaroteno, la vitamina C, la vitamina E, el selenio y las vitaminas B, funcionan como guardaespaldas de las células de la piel y ayudan a protegerlas del daño. Los omega-3 también son clave para la salud y la apariencia de la piel, ya que ayudan a minimizar la inflamación que puede conducir a la degradación celular con el tiempo. Para obtener esos nutrientes cruciales, agregue estos alimentos a su lista de compras lo antes posible:

Beber más agua es la forma más simple y rápida de aumentar su brillo y mantener la piel (¡y sus tejidos!) Funcionando de la mejor manera. Intente agregar cítricos frescos o bayas para darle vida al agua pura o sin gas. La cantidad que necesita beber varía según la persona, pero yo haría dos litros (unas ocho tazas) como mínimo. ¡Usted & rsquoll necesita más si hace ejercicio vigorosamente o si suda mucho en general!

Dos tazas de sandía en cubos equivalen a una taza llena de agua y pueden ayudarlo a usted (y por lo tanto a las células de su piel) a mantenerse hidratado. Además, el betacaroteno y la vitamina C que se encuentran en la sandía la convierten en un refrigerio lleno de antioxidantes. Intente cortarlo y guardarlo en el congelador para disfrutarlo durante los meses más cálidos.

Si hay una forma en que todos podemos mejorar nuestra dieta, es comer más mariscos. ¡Menos del 10% de nosotros obtenemos las 8-12 onzas recomendadas por semana! Los ácidos grasos omega-3 en el pescado son clave para contrarrestar la inflamación, que puede provocar daños en las células de la piel, descamación, sequedad y una apariencia opaca en general. Otras excelentes fuentes de omega-3 son el arenque, la caballa, el atún, los camarones, las sardinas, la lubina, el fletán y la langosta.

La avena proporciona selenio, un compuesto antioxidante que ayuda a proteger a las células del daño (el tipo que, en última instancia, podría provocar mutaciones y crecimiento de tumores a largo plazo). Además, los prebióticos que se encuentran en la avena alimentan su cuerpo y los probióticos beneficiosos rsquos, lo que refuerza su sistema inmunológico en general.

Los aceites de origen vegetal como el aceite de maíz también proporcionan a su cuerpo omega-3 y rsquos, lo que ayuda a minimizar la inflamación. Dado que estos aceites también son bajos en grasas saturadas, son la opción perfecta para cocinar para agregar sabor y aumentar el contenido de antioxidantes de su comida y mdash beneficiando las células de su piel. y la salud del corazón.

El ácido elágico que se encuentra en muchos alimentos de origen vegetal como las nueces se ha relacionado con la protección de las células de la piel del daño de los rayos UV. Las nueces también contienen antioxidantes y minerales, como las vitaminas A y E, además de calcio y potasio. También son una fuente de zinc, que es otro nutriente que puede ayudar a promover una piel radiante y proteger la inmunidad.

Los compuestos polifenólicos que se encuentran en las aceitunas pueden ayudar a proteger las células de la alteración y mejorar el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Elija estas frutas llenas de antioxidantes para ayudar a proteger las células de la piel y mejorar la salud en general. Te llenarán con una combinación de grasas insaturadas y fibra.

Las hierbas y especias como el ajo, el orégano, la canela, el clavo y el jengibre también pueden ayudar. Las primeras investigaciones los han relacionado con la reducción de la producción de productos finales de glicación avanzada (AGE). Estos compuestos pueden causar cambios estructurales en la piel cuando se acumulan, pero sus saborizantes favoritos pueden ayudar a retrasar la acumulación de AGE.

Las uvas rojas, verdes y negras proporcionan una combinación de ácido elágico y resveratrol, dos compuestos que ayudan a combatir el estrés oxidativo. Otro también puede ayudar a mantener la regeneración de las células de la piel.

Una de las funciones más poderosas de la vitamina C es la producción de colágeno, una proteína que le da elasticidad a la piel. El colágeno se degrada a medida que envejece y provoca la formación de arrugas, pero un kiwi lleno de vitamina C puede proporcionar el 141% de su valor diario y ayudar a contrarrestar este efecto, dice la dermatóloga Lauren Ploch, MD, MEd, FAAD.

Estas bayas brillantes están llenas de vitamina C y flavonoides, los cuales mantienen y promueven la salud de la piel. ¿La mejor parte? Aunque son de temporada, retienen sus nutrientes cuando se congelan, por lo que puede disfrutar de los beneficios calmantes para la piel durante todo el año.

"Las altas cantidades de ácidos grasos omega-3 del pescado ayudan a reducir la inflamación, lo que puede afectar el aspecto de la piel", explica Tamara Melton, MS, RDN, LD. Los nutrientes como la vitamina D y los antioxidantes también pueden reducir el riesgo de cáncer de piel y ayudar con el acné y la rosácea, agrega Ploch.

Los huevos son una fuente de luteína, que ayuda a mantener la piel hidratada y firme. También promueve los aceites naturales que te ayudan a mantenerte radiante, así que siéntete libre de comenzar el día con una tortilla de verduras. O, en lugar de proteínas con alto contenido de grasa, intente agregarlas a los sándwiches.

Los tomates cuentan con licopeno, un pigmento que se encuentra naturalmente en la piel. Si bien no reemplaza el protector solar, este antioxidante puede ofrecer protección a largo plazo contra la radiación UV y neutralizar los radicales libres dañinos, dice el dermatólogo Rajani Katta, MD.

Estas potentes verduras están repletas de compuestos de caroteno, luteína y zeaxantina, que son esenciales para proteger e hidratar las células de la piel y mantener a raya el daño de la piel. Intente comerlos en batidos, ensaladas, salteados e incluso como bocadillos, como chips de col rizada horneada.

Comer regularmente estas verduras ricas en vitamina C aumenta naturalmente el colágeno de su cuerpo, lo que ayuda a mantener su piel firme y con un aspecto juvenil. Bono: la vitamina C también fortalece su sistema inmunológico, por lo que agregar pimientos en rodajas a ensaladas y sándwiches también puede mantener alejado el frío del invierno.

El zinc es otro mineral estimulante del sistema inmunológico que puede ayudar a proteger las células de la piel del daño a largo plazo. Afortunadamente, se encuentra en todo tipo de mariscos como camarones, ostras y mejillones. Aún mejor, son más bajas en calorías como fuente de proteína magra.

Los hongos contienen selenio, un mineral importante que ayuda a proteger nuestra piel del daño solar. Intente cambiar los "filetes" de portobello por carnes rojas con alto contenido de grasa, o agregue las versiones salteadas y crudas a una ensalada.

Tanto las nueces como las semillas están llenas de vitamina E, que ayuda a proteger las células de nuestro cuerpo y le da a nuestra piel un brillo saludable. Además, dado que la vitamina E también se ha relacionado con la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, rociar semillas de girasol en ensaladas, sopas, saltear y comer, o comer un puñado como refrigerio brinda un beneficio adicional para la salud.

Los mangos están cargados de betacaroteno, que ayuda a que la piel se repare, se mantenga suave e incluso retrasa la aparición de arrugas. ¡Y mdash sí, hay más! Están llenos de vitamina A, que protege las células y las ayuda a regenerarse. Cuando están fuera de temporada, puede obtener los mismos efectos de la calabaza de invierno y las batatas, así como de las zanahorias, el melón y los albaricoques.


20 alimentos para una piel mejor, más sana y de aspecto más joven

Todos hemos escuchado el dicho "eres lo que comes". Es un cliché y un agudo, pero comer de manera constante de manera saludable realmente puede ayudarlo a obtener ese aspecto radiante. Cambiar hacia comidas más al estilo mediterráneo es posiblemente la mejor manera de comer para una mejor piel y salud en general. Los antioxidantes, como el betacaroteno, la vitamina C, la vitamina E, el selenio y las vitaminas B, funcionan como guardaespaldas de las células de la piel, ayudándolas a protegerlas del daño. Los omega-3 también son clave para la salud y la apariencia de la piel, ya que ayudan a minimizar la inflamación que puede conducir a la degradación celular con el tiempo. Para obtener esos nutrientes cruciales, agregue estos alimentos a su lista de compras lo antes posible:

Beber más agua es la forma más sencilla y rápida de aumentar su brillo y mantener la piel (¡y sus tejidos!) Funcionando de la mejor manera. Intente agregar cítricos frescos o bayas para darle vida al agua pura o sin gas. La cantidad que necesita beber varía según la persona, pero yo haría dos litros (unas ocho tazas) como mínimo. ¡Usted & rsquoll necesita más si hace ejercicio vigorosamente o si suda mucho en general!

Dos tazas de sandía en cubos equivalen a una taza llena de agua y pueden ayudarlo a usted (y por lo tanto a las células de su piel) a mantenerse hidratado. Además, el betacaroteno y la vitamina C que se encuentran en la sandía la convierten en un refrigerio lleno de antioxidantes. Intente cortarlo y guardarlo en el congelador para disfrutarlo durante los meses más cálidos.

Si hay una forma en que todos podemos mejorar nuestra dieta, es comer más mariscos. ¡Menos del 10% de nosotros obtenemos las 8-12 onzas recomendadas por semana! Los ácidos grasos omega-3 en el pescado son clave para contrarrestar la inflamación, que puede provocar daños en las células de la piel, descamación, sequedad y una apariencia opaca en general. Otras excelentes fuentes de omega-3 son el arenque, la caballa, el atún, los camarones, las sardinas, la lubina, el fletán y la langosta.

La avena proporciona selenio, un compuesto antioxidante que ayuda a proteger a las células del daño (el tipo que, en última instancia, podría provocar mutaciones y crecimiento de tumores a largo plazo). Además, los prebióticos que se encuentran en la avena alimentan su cuerpo y los probióticos beneficiosos rsquos, lo que refuerza su sistema inmunológico en general.

Los aceites de origen vegetal como el aceite de maíz también proporcionan a su cuerpo omega-3 y rsquos, lo que ayuda a minimizar la inflamación. Dado que estos aceites también son bajos en grasas saturadas, son la opción perfecta para cocinar para agregar sabor y aumentar el contenido de antioxidantes de su comida y mdash beneficiando las células de su piel. y la salud del corazón.

El ácido elágico que se encuentra en muchos alimentos de origen vegetal como las nueces se ha relacionado con la protección de las células de la piel del daño de los rayos UV. Las nueces también contienen antioxidantes y minerales, como las vitaminas A y E, además de calcio y potasio. También son una fuente de zinc, que es otro nutriente que puede ayudar a promover una piel radiante y proteger la inmunidad.

Los compuestos polifenólicos que se encuentran en las aceitunas pueden ayudar a proteger las células de la alteración y mejorar el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Elija estas frutas llenas de antioxidantes para ayudar a proteger las células de la piel y mejorar la salud en general. Te llenarán con una combinación de grasas insaturadas y fibra.

Las hierbas y especias como el ajo, el orégano, la canela, el clavo y el jengibre también pueden ayudar. Las primeras investigaciones los han relacionado con la reducción de la producción de productos finales de glicación avanzada (AGE). Estos compuestos pueden causar cambios estructurales en la piel cuando se acumulan, pero sus saborizantes favoritos pueden ayudar a retrasar la acumulación de AGE.

Las uvas rojas, verdes y negras proporcionan una combinación de ácido elágico y resveratrol, dos compuestos que ayudan a combatir el estrés oxidativo. Otro también puede ayudar a mantener la regeneración de las células de la piel.

One of vitamin C's most powerful roles is producing collagen, a protein that gives your skin its elasticity. Collagen breaks down as you age and causes wrinkle formation, but a vitamin C-packed kiwi can provide 141% of your daily value and help counteract this effect, says dermatologist Lauren Ploch, MD, MEd, FAAD.

These bright berries are full of good-for-you vitamin C and flavonoids, both of which maintain and promote skin health. ¿La mejor parte? Even though they're seasonal, they retain their nutrients when frozen, so you can enjoy the skin-soothing benefits all year round.

"The fish's high amounts of omega-3 fatty acids help reduce inflammation, which can affect how skin looks," explains Tamara Melton, MS, RDN, LD. Nutrients like vitamin D and antioxidants can also reduce the risk of skin cancer and help with acne and rosacea, Ploch adds.

Eggs are a source of lutein, which helps keep skin hydrated and firm. It also promotes the natural oils that help keep you looking radiant, so feel free to start your day with a veggie omelet. Or, in place of higher-fat proteins, try adding it to sandwiches.

Tomatoes boast lycopene, a pigment that's naturally found in skin. While it won't replace sunscreen, this antioxidant can offer long-term protection against UV radiation and neutralize harmful free radicals, says dermatologist Rajani Katta, MD.

These powerhouse veggies are packed with the carotene compounds lutein and zeaxanthin, which are integral for protecting and hydrating your skin cells and keeping skin damage at bay. Try eating them in smoothies, salads, sautés and even as snacks, like baked kale chips.

Regularly eating these vitamin C-rich veggies naturally boosts your body's collagen, which helps keep your skin firm and youthful-looking. Bonus: Vitamin C also strengthens your immune system, so adding sliced peppers to salads and sandwiches can also keep that winter cold away.

Zinc is another immune-boosting mineral that can help protect skin cells from long-term damage. Luckily, it's found in all kinds of shellfish like shrimp, oysters, and mussels. Even better, they're lower in calories as sources of lean protein.

Mushrooms contain selenium, an important mineral that helps protect our skin from sun damage. Try swapping portobello "steaks" for high-fat red meat, or add the sautéed or raw versions to a salad.

Nuts and seeds alike are packed with vitamin E, which helps protect our body's cells and give our skin a healthy glow. Plus, since vitamin E has also been linked to lowering the risk of heart disease, sprinkling sunflower seeds into salads, soups, sautés, or eating a handful as a snack delivers an extra health perk.

Mangoes are loaded with beta-carotene, which helps your skin repair itself, stay smooth, and even delay the appearance of wrinkles. And &mdash yes, there's more! &mdash they're packed with vitamin A, which protects cells and helps them regenerate. When they're out of season, you can get the same effects from winter squash and sweet potatoes, as well as carrots, cantaloupe, and apricots.


20 Foods for Better, Healthier, Younger-Looking Skin

We've all heard the saying "you are what you eat." It's a cliché, but consistently eating healthfully can really help get you that radiant look. Shifting toward more Mediterranean-style meals is arguably the best way to eat for better skin and overall health. The antioxidants, like beta carotene, vitamin C, vitamin E, selenium, and B vitamins, function as bodyguards to your skin cells, helping protect them from damage. Omega-3's are also key for skin health and appearance, helping minimize the inflammation that can lead to cell degradation over time. To get those crucial nutrients, add these foods to your grocery shopping list, ASAP:

Drinking more water is the simplest and speediest way to boost your glow and keep skin (and your tissues!) functioning at their best. Try adding fresh citrus or berries to liven up plain sparkling or still water. How much you need to drink varies depending on the person, but I'd make two liters (about eight cups) your minimum. You&rsquoll need more if you exercise vigorously or generally sweat a lot!

Two cups of cubed watermelon equal a full cup of water and can help you (and therefore your skin cells) stay hydrated. Plus, the beta-carotene and vitamin C found in watermelon makes it an antioxidant-packed snack. Try cutting it up and storing it in the freezer for a treat during warmer months.

If there is one way all of us could improve upon in our diets, it&rsquos eating more seafood. Less than 10% of us get the recommended 8-12 ounces per week! The omega-3 fatty acids in fish are key to offsetting inflammation, which can lead to skin cell damage, flaking, dryness, and overall dull appearance. Other great sources of omega-3's include herring, mackerel, tuna, shrimp, sardines, sea bass, halibut, and lobster

Oats provide selenium, an antioxidant compound that helps protect cells from damage (the type that could ultimately lead to mutation and tumor growth long-term). Plus, the prebiotics found in oats fuel your body&rsquos beneficial probiotics, bolstering your immune system overall.

Plant-based oils like corn oil also supply your body with omega-3&rsquos, helping to minimize inflammation. Since these oils are also low in saturated fat, they're the perfect choice for cooking to add flavor and increase the antioxidant content of your meal &mdash benefiting your skin cells y heart health.

The ellagic acid found in many plant-based foods like nuts has been linked to protecting skin cells from UV damage. Pecans also pack antioxidants and minerals, like vitamins A and E, plus calcium and potassium. They&rsquore also a source of zinc which is another nutrient that may help to promote glowing skin and protect immunity.

The polyphenolic compounds found in olives may help protect cells from disruption and improve blood flow throughout your body. Choose these antioxidant-packed fruits to help protect skin cells and improve health overall. They'll fill you up with a combo of unsaturated fat and fiber.

Herbs and spices like garlic, oregano, cinnamon, cloves, and ginger can lend a hand, too. Early research has linked them to reducing the production of Advanced Glycation End Products (AGEs). These compounds can cause structural changes in skin when they accumulate, but your favorite flavorings may help slow down the build-up of AGEs.

Red, green, and black grapes provide a combo of ellagic acid and resveratrol, two compounds that help combat oxidative stress. Another may also aid in maintaining skin cell regeneration.

One of vitamin C's most powerful roles is producing collagen, a protein that gives your skin its elasticity. Collagen breaks down as you age and causes wrinkle formation, but a vitamin C-packed kiwi can provide 141% of your daily value and help counteract this effect, says dermatologist Lauren Ploch, MD, MEd, FAAD.

These bright berries are full of good-for-you vitamin C and flavonoids, both of which maintain and promote skin health. ¿La mejor parte? Even though they're seasonal, they retain their nutrients when frozen, so you can enjoy the skin-soothing benefits all year round.

"The fish's high amounts of omega-3 fatty acids help reduce inflammation, which can affect how skin looks," explains Tamara Melton, MS, RDN, LD. Nutrients like vitamin D and antioxidants can also reduce the risk of skin cancer and help with acne and rosacea, Ploch adds.

Eggs are a source of lutein, which helps keep skin hydrated and firm. It also promotes the natural oils that help keep you looking radiant, so feel free to start your day with a veggie omelet. Or, in place of higher-fat proteins, try adding it to sandwiches.

Tomatoes boast lycopene, a pigment that's naturally found in skin. While it won't replace sunscreen, this antioxidant can offer long-term protection against UV radiation and neutralize harmful free radicals, says dermatologist Rajani Katta, MD.

These powerhouse veggies are packed with the carotene compounds lutein and zeaxanthin, which are integral for protecting and hydrating your skin cells and keeping skin damage at bay. Try eating them in smoothies, salads, sautés and even as snacks, like baked kale chips.

Regularly eating these vitamin C-rich veggies naturally boosts your body's collagen, which helps keep your skin firm and youthful-looking. Bonus: Vitamin C also strengthens your immune system, so adding sliced peppers to salads and sandwiches can also keep that winter cold away.

Zinc is another immune-boosting mineral that can help protect skin cells from long-term damage. Luckily, it's found in all kinds of shellfish like shrimp, oysters, and mussels. Even better, they're lower in calories as sources of lean protein.

Mushrooms contain selenium, an important mineral that helps protect our skin from sun damage. Try swapping portobello "steaks" for high-fat red meat, or add the sautéed or raw versions to a salad.

Nuts and seeds alike are packed with vitamin E, which helps protect our body's cells and give our skin a healthy glow. Plus, since vitamin E has also been linked to lowering the risk of heart disease, sprinkling sunflower seeds into salads, soups, sautés, or eating a handful as a snack delivers an extra health perk.

Mangoes are loaded with beta-carotene, which helps your skin repair itself, stay smooth, and even delay the appearance of wrinkles. And &mdash yes, there's more! &mdash they're packed with vitamin A, which protects cells and helps them regenerate. When they're out of season, you can get the same effects from winter squash and sweet potatoes, as well as carrots, cantaloupe, and apricots.


20 Foods for Better, Healthier, Younger-Looking Skin

We've all heard the saying "you are what you eat." It's a cliché, but consistently eating healthfully can really help get you that radiant look. Shifting toward more Mediterranean-style meals is arguably the best way to eat for better skin and overall health. The antioxidants, like beta carotene, vitamin C, vitamin E, selenium, and B vitamins, function as bodyguards to your skin cells, helping protect them from damage. Omega-3's are also key for skin health and appearance, helping minimize the inflammation that can lead to cell degradation over time. To get those crucial nutrients, add these foods to your grocery shopping list, ASAP:

Drinking more water is the simplest and speediest way to boost your glow and keep skin (and your tissues!) functioning at their best. Try adding fresh citrus or berries to liven up plain sparkling or still water. How much you need to drink varies depending on the person, but I'd make two liters (about eight cups) your minimum. You&rsquoll need more if you exercise vigorously or generally sweat a lot!

Two cups of cubed watermelon equal a full cup of water and can help you (and therefore your skin cells) stay hydrated. Plus, the beta-carotene and vitamin C found in watermelon makes it an antioxidant-packed snack. Try cutting it up and storing it in the freezer for a treat during warmer months.

If there is one way all of us could improve upon in our diets, it&rsquos eating more seafood. Less than 10% of us get the recommended 8-12 ounces per week! The omega-3 fatty acids in fish are key to offsetting inflammation, which can lead to skin cell damage, flaking, dryness, and overall dull appearance. Other great sources of omega-3's include herring, mackerel, tuna, shrimp, sardines, sea bass, halibut, and lobster

Oats provide selenium, an antioxidant compound that helps protect cells from damage (the type that could ultimately lead to mutation and tumor growth long-term). Plus, the prebiotics found in oats fuel your body&rsquos beneficial probiotics, bolstering your immune system overall.

Plant-based oils like corn oil also supply your body with omega-3&rsquos, helping to minimize inflammation. Since these oils are also low in saturated fat, they're the perfect choice for cooking to add flavor and increase the antioxidant content of your meal &mdash benefiting your skin cells y heart health.

The ellagic acid found in many plant-based foods like nuts has been linked to protecting skin cells from UV damage. Pecans also pack antioxidants and minerals, like vitamins A and E, plus calcium and potassium. They&rsquore also a source of zinc which is another nutrient that may help to promote glowing skin and protect immunity.

The polyphenolic compounds found in olives may help protect cells from disruption and improve blood flow throughout your body. Choose these antioxidant-packed fruits to help protect skin cells and improve health overall. They'll fill you up with a combo of unsaturated fat and fiber.

Herbs and spices like garlic, oregano, cinnamon, cloves, and ginger can lend a hand, too. Early research has linked them to reducing the production of Advanced Glycation End Products (AGEs). These compounds can cause structural changes in skin when they accumulate, but your favorite flavorings may help slow down the build-up of AGEs.

Red, green, and black grapes provide a combo of ellagic acid and resveratrol, two compounds that help combat oxidative stress. Another may also aid in maintaining skin cell regeneration.

One of vitamin C's most powerful roles is producing collagen, a protein that gives your skin its elasticity. Collagen breaks down as you age and causes wrinkle formation, but a vitamin C-packed kiwi can provide 141% of your daily value and help counteract this effect, says dermatologist Lauren Ploch, MD, MEd, FAAD.

These bright berries are full of good-for-you vitamin C and flavonoids, both of which maintain and promote skin health. ¿La mejor parte? Even though they're seasonal, they retain their nutrients when frozen, so you can enjoy the skin-soothing benefits all year round.

"The fish's high amounts of omega-3 fatty acids help reduce inflammation, which can affect how skin looks," explains Tamara Melton, MS, RDN, LD. Nutrients like vitamin D and antioxidants can also reduce the risk of skin cancer and help with acne and rosacea, Ploch adds.

Eggs are a source of lutein, which helps keep skin hydrated and firm. It also promotes the natural oils that help keep you looking radiant, so feel free to start your day with a veggie omelet. Or, in place of higher-fat proteins, try adding it to sandwiches.

Tomatoes boast lycopene, a pigment that's naturally found in skin. While it won't replace sunscreen, this antioxidant can offer long-term protection against UV radiation and neutralize harmful free radicals, says dermatologist Rajani Katta, MD.

These powerhouse veggies are packed with the carotene compounds lutein and zeaxanthin, which are integral for protecting and hydrating your skin cells and keeping skin damage at bay. Try eating them in smoothies, salads, sautés and even as snacks, like baked kale chips.

Regularly eating these vitamin C-rich veggies naturally boosts your body's collagen, which helps keep your skin firm and youthful-looking. Bonus: Vitamin C also strengthens your immune system, so adding sliced peppers to salads and sandwiches can also keep that winter cold away.

Zinc is another immune-boosting mineral that can help protect skin cells from long-term damage. Luckily, it's found in all kinds of shellfish like shrimp, oysters, and mussels. Even better, they're lower in calories as sources of lean protein.

Mushrooms contain selenium, an important mineral that helps protect our skin from sun damage. Try swapping portobello "steaks" for high-fat red meat, or add the sautéed or raw versions to a salad.

Nuts and seeds alike are packed with vitamin E, which helps protect our body's cells and give our skin a healthy glow. Plus, since vitamin E has also been linked to lowering the risk of heart disease, sprinkling sunflower seeds into salads, soups, sautés, or eating a handful as a snack delivers an extra health perk.

Mangoes are loaded with beta-carotene, which helps your skin repair itself, stay smooth, and even delay the appearance of wrinkles. And &mdash yes, there's more! &mdash they're packed with vitamin A, which protects cells and helps them regenerate. When they're out of season, you can get the same effects from winter squash and sweet potatoes, as well as carrots, cantaloupe, and apricots.


20 Foods for Better, Healthier, Younger-Looking Skin

We've all heard the saying "you are what you eat." It's a cliché, but consistently eating healthfully can really help get you that radiant look. Shifting toward more Mediterranean-style meals is arguably the best way to eat for better skin and overall health. The antioxidants, like beta carotene, vitamin C, vitamin E, selenium, and B vitamins, function as bodyguards to your skin cells, helping protect them from damage. Omega-3's are also key for skin health and appearance, helping minimize the inflammation that can lead to cell degradation over time. To get those crucial nutrients, add these foods to your grocery shopping list, ASAP:

Drinking more water is the simplest and speediest way to boost your glow and keep skin (and your tissues!) functioning at their best. Try adding fresh citrus or berries to liven up plain sparkling or still water. How much you need to drink varies depending on the person, but I'd make two liters (about eight cups) your minimum. You&rsquoll need more if you exercise vigorously or generally sweat a lot!

Two cups of cubed watermelon equal a full cup of water and can help you (and therefore your skin cells) stay hydrated. Plus, the beta-carotene and vitamin C found in watermelon makes it an antioxidant-packed snack. Try cutting it up and storing it in the freezer for a treat during warmer months.

If there is one way all of us could improve upon in our diets, it&rsquos eating more seafood. Less than 10% of us get the recommended 8-12 ounces per week! The omega-3 fatty acids in fish are key to offsetting inflammation, which can lead to skin cell damage, flaking, dryness, and overall dull appearance. Other great sources of omega-3's include herring, mackerel, tuna, shrimp, sardines, sea bass, halibut, and lobster

Oats provide selenium, an antioxidant compound that helps protect cells from damage (the type that could ultimately lead to mutation and tumor growth long-term). Plus, the prebiotics found in oats fuel your body&rsquos beneficial probiotics, bolstering your immune system overall.

Plant-based oils like corn oil also supply your body with omega-3&rsquos, helping to minimize inflammation. Since these oils are also low in saturated fat, they're the perfect choice for cooking to add flavor and increase the antioxidant content of your meal &mdash benefiting your skin cells y heart health.

The ellagic acid found in many plant-based foods like nuts has been linked to protecting skin cells from UV damage. Pecans also pack antioxidants and minerals, like vitamins A and E, plus calcium and potassium. They&rsquore also a source of zinc which is another nutrient that may help to promote glowing skin and protect immunity.

The polyphenolic compounds found in olives may help protect cells from disruption and improve blood flow throughout your body. Choose these antioxidant-packed fruits to help protect skin cells and improve health overall. They'll fill you up with a combo of unsaturated fat and fiber.

Herbs and spices like garlic, oregano, cinnamon, cloves, and ginger can lend a hand, too. Early research has linked them to reducing the production of Advanced Glycation End Products (AGEs). These compounds can cause structural changes in skin when they accumulate, but your favorite flavorings may help slow down the build-up of AGEs.

Red, green, and black grapes provide a combo of ellagic acid and resveratrol, two compounds that help combat oxidative stress. Another may also aid in maintaining skin cell regeneration.

One of vitamin C's most powerful roles is producing collagen, a protein that gives your skin its elasticity. Collagen breaks down as you age and causes wrinkle formation, but a vitamin C-packed kiwi can provide 141% of your daily value and help counteract this effect, says dermatologist Lauren Ploch, MD, MEd, FAAD.

These bright berries are full of good-for-you vitamin C and flavonoids, both of which maintain and promote skin health. ¿La mejor parte? Even though they're seasonal, they retain their nutrients when frozen, so you can enjoy the skin-soothing benefits all year round.

"The fish's high amounts of omega-3 fatty acids help reduce inflammation, which can affect how skin looks," explains Tamara Melton, MS, RDN, LD. Nutrients like vitamin D and antioxidants can also reduce the risk of skin cancer and help with acne and rosacea, Ploch adds.

Eggs are a source of lutein, which helps keep skin hydrated and firm. It also promotes the natural oils that help keep you looking radiant, so feel free to start your day with a veggie omelet. Or, in place of higher-fat proteins, try adding it to sandwiches.

Tomatoes boast lycopene, a pigment that's naturally found in skin. While it won't replace sunscreen, this antioxidant can offer long-term protection against UV radiation and neutralize harmful free radicals, says dermatologist Rajani Katta, MD.

These powerhouse veggies are packed with the carotene compounds lutein and zeaxanthin, which are integral for protecting and hydrating your skin cells and keeping skin damage at bay. Try eating them in smoothies, salads, sautés and even as snacks, like baked kale chips.

Regularly eating these vitamin C-rich veggies naturally boosts your body's collagen, which helps keep your skin firm and youthful-looking. Bonus: Vitamin C also strengthens your immune system, so adding sliced peppers to salads and sandwiches can also keep that winter cold away.

Zinc is another immune-boosting mineral that can help protect skin cells from long-term damage. Luckily, it's found in all kinds of shellfish like shrimp, oysters, and mussels. Even better, they're lower in calories as sources of lean protein.

Mushrooms contain selenium, an important mineral that helps protect our skin from sun damage. Try swapping portobello "steaks" for high-fat red meat, or add the sautéed or raw versions to a salad.

Nuts and seeds alike are packed with vitamin E, which helps protect our body's cells and give our skin a healthy glow. Plus, since vitamin E has also been linked to lowering the risk of heart disease, sprinkling sunflower seeds into salads, soups, sautés, or eating a handful as a snack delivers an extra health perk.

Mangoes are loaded with beta-carotene, which helps your skin repair itself, stay smooth, and even delay the appearance of wrinkles. And &mdash yes, there's more! &mdash they're packed with vitamin A, which protects cells and helps them regenerate. When they're out of season, you can get the same effects from winter squash and sweet potatoes, as well as carrots, cantaloupe, and apricots.


20 Foods for Better, Healthier, Younger-Looking Skin

We've all heard the saying "you are what you eat." It's a cliché, but consistently eating healthfully can really help get you that radiant look. Shifting toward more Mediterranean-style meals is arguably the best way to eat for better skin and overall health. The antioxidants, like beta carotene, vitamin C, vitamin E, selenium, and B vitamins, function as bodyguards to your skin cells, helping protect them from damage. Omega-3's are also key for skin health and appearance, helping minimize the inflammation that can lead to cell degradation over time. To get those crucial nutrients, add these foods to your grocery shopping list, ASAP:

Drinking more water is the simplest and speediest way to boost your glow and keep skin (and your tissues!) functioning at their best. Try adding fresh citrus or berries to liven up plain sparkling or still water. How much you need to drink varies depending on the person, but I'd make two liters (about eight cups) your minimum. You&rsquoll need more if you exercise vigorously or generally sweat a lot!

Two cups of cubed watermelon equal a full cup of water and can help you (and therefore your skin cells) stay hydrated. Plus, the beta-carotene and vitamin C found in watermelon makes it an antioxidant-packed snack. Try cutting it up and storing it in the freezer for a treat during warmer months.

If there is one way all of us could improve upon in our diets, it&rsquos eating more seafood. Less than 10% of us get the recommended 8-12 ounces per week! The omega-3 fatty acids in fish are key to offsetting inflammation, which can lead to skin cell damage, flaking, dryness, and overall dull appearance. Other great sources of omega-3's include herring, mackerel, tuna, shrimp, sardines, sea bass, halibut, and lobster

Oats provide selenium, an antioxidant compound that helps protect cells from damage (the type that could ultimately lead to mutation and tumor growth long-term). Plus, the prebiotics found in oats fuel your body&rsquos beneficial probiotics, bolstering your immune system overall.

Plant-based oils like corn oil also supply your body with omega-3&rsquos, helping to minimize inflammation. Since these oils are also low in saturated fat, they're the perfect choice for cooking to add flavor and increase the antioxidant content of your meal &mdash benefiting your skin cells y heart health.

The ellagic acid found in many plant-based foods like nuts has been linked to protecting skin cells from UV damage. Pecans also pack antioxidants and minerals, like vitamins A and E, plus calcium and potassium. They&rsquore also a source of zinc which is another nutrient that may help to promote glowing skin and protect immunity.

The polyphenolic compounds found in olives may help protect cells from disruption and improve blood flow throughout your body. Choose these antioxidant-packed fruits to help protect skin cells and improve health overall. They'll fill you up with a combo of unsaturated fat and fiber.

Herbs and spices like garlic, oregano, cinnamon, cloves, and ginger can lend a hand, too. Early research has linked them to reducing the production of Advanced Glycation End Products (AGEs). These compounds can cause structural changes in skin when they accumulate, but your favorite flavorings may help slow down the build-up of AGEs.

Red, green, and black grapes provide a combo of ellagic acid and resveratrol, two compounds that help combat oxidative stress. Another may also aid in maintaining skin cell regeneration.

One of vitamin C's most powerful roles is producing collagen, a protein that gives your skin its elasticity. Collagen breaks down as you age and causes wrinkle formation, but a vitamin C-packed kiwi can provide 141% of your daily value and help counteract this effect, says dermatologist Lauren Ploch, MD, MEd, FAAD.

These bright berries are full of good-for-you vitamin C and flavonoids, both of which maintain and promote skin health. ¿La mejor parte? Even though they're seasonal, they retain their nutrients when frozen, so you can enjoy the skin-soothing benefits all year round.

"The fish's high amounts of omega-3 fatty acids help reduce inflammation, which can affect how skin looks," explains Tamara Melton, MS, RDN, LD. Nutrients like vitamin D and antioxidants can also reduce the risk of skin cancer and help with acne and rosacea, Ploch adds.

Eggs are a source of lutein, which helps keep skin hydrated and firm. It also promotes the natural oils that help keep you looking radiant, so feel free to start your day with a veggie omelet. Or, in place of higher-fat proteins, try adding it to sandwiches.

Tomatoes boast lycopene, a pigment that's naturally found in skin. While it won't replace sunscreen, this antioxidant can offer long-term protection against UV radiation and neutralize harmful free radicals, says dermatologist Rajani Katta, MD.

These powerhouse veggies are packed with the carotene compounds lutein and zeaxanthin, which are integral for protecting and hydrating your skin cells and keeping skin damage at bay. Try eating them in smoothies, salads, sautés and even as snacks, like baked kale chips.

Regularly eating these vitamin C-rich veggies naturally boosts your body's collagen, which helps keep your skin firm and youthful-looking. Bonus: Vitamin C also strengthens your immune system, so adding sliced peppers to salads and sandwiches can also keep that winter cold away.

Zinc is another immune-boosting mineral that can help protect skin cells from long-term damage. Luckily, it's found in all kinds of shellfish like shrimp, oysters, and mussels. Even better, they're lower in calories as sources of lean protein.

Mushrooms contain selenium, an important mineral that helps protect our skin from sun damage. Try swapping portobello "steaks" for high-fat red meat, or add the sautéed or raw versions to a salad.

Nuts and seeds alike are packed with vitamin E, which helps protect our body's cells and give our skin a healthy glow. Plus, since vitamin E has also been linked to lowering the risk of heart disease, sprinkling sunflower seeds into salads, soups, sautés, or eating a handful as a snack delivers an extra health perk.

Mangoes are loaded with beta-carotene, which helps your skin repair itself, stay smooth, and even delay the appearance of wrinkles. And &mdash yes, there's more! &mdash they're packed with vitamin A, which protects cells and helps them regenerate. When they're out of season, you can get the same effects from winter squash and sweet potatoes, as well as carrots, cantaloupe, and apricots.


20 Foods for Better, Healthier, Younger-Looking Skin

We've all heard the saying "you are what you eat." It's a cliché, but consistently eating healthfully can really help get you that radiant look. Shifting toward more Mediterranean-style meals is arguably the best way to eat for better skin and overall health. The antioxidants, like beta carotene, vitamin C, vitamin E, selenium, and B vitamins, function as bodyguards to your skin cells, helping protect them from damage. Omega-3's are also key for skin health and appearance, helping minimize the inflammation that can lead to cell degradation over time. To get those crucial nutrients, add these foods to your grocery shopping list, ASAP:

Drinking more water is the simplest and speediest way to boost your glow and keep skin (and your tissues!) functioning at their best. Try adding fresh citrus or berries to liven up plain sparkling or still water. How much you need to drink varies depending on the person, but I'd make two liters (about eight cups) your minimum. You&rsquoll need more if you exercise vigorously or generally sweat a lot!

Two cups of cubed watermelon equal a full cup of water and can help you (and therefore your skin cells) stay hydrated. Plus, the beta-carotene and vitamin C found in watermelon makes it an antioxidant-packed snack. Try cutting it up and storing it in the freezer for a treat during warmer months.

If there is one way all of us could improve upon in our diets, it&rsquos eating more seafood. Less than 10% of us get the recommended 8-12 ounces per week! The omega-3 fatty acids in fish are key to offsetting inflammation, which can lead to skin cell damage, flaking, dryness, and overall dull appearance. Other great sources of omega-3's include herring, mackerel, tuna, shrimp, sardines, sea bass, halibut, and lobster

Oats provide selenium, an antioxidant compound that helps protect cells from damage (the type that could ultimately lead to mutation and tumor growth long-term). Plus, the prebiotics found in oats fuel your body&rsquos beneficial probiotics, bolstering your immune system overall.

Plant-based oils like corn oil also supply your body with omega-3&rsquos, helping to minimize inflammation. Since these oils are also low in saturated fat, they're the perfect choice for cooking to add flavor and increase the antioxidant content of your meal &mdash benefiting your skin cells y heart health.

The ellagic acid found in many plant-based foods like nuts has been linked to protecting skin cells from UV damage. Pecans also pack antioxidants and minerals, like vitamins A and E, plus calcium and potassium. They&rsquore also a source of zinc which is another nutrient that may help to promote glowing skin and protect immunity.

The polyphenolic compounds found in olives may help protect cells from disruption and improve blood flow throughout your body. Choose these antioxidant-packed fruits to help protect skin cells and improve health overall. They'll fill you up with a combo of unsaturated fat and fiber.

Herbs and spices like garlic, oregano, cinnamon, cloves, and ginger can lend a hand, too. Early research has linked them to reducing the production of Advanced Glycation End Products (AGEs). These compounds can cause structural changes in skin when they accumulate, but your favorite flavorings may help slow down the build-up of AGEs.

Red, green, and black grapes provide a combo of ellagic acid and resveratrol, two compounds that help combat oxidative stress. Another may also aid in maintaining skin cell regeneration.

One of vitamin C's most powerful roles is producing collagen, a protein that gives your skin its elasticity. Collagen breaks down as you age and causes wrinkle formation, but a vitamin C-packed kiwi can provide 141% of your daily value and help counteract this effect, says dermatologist Lauren Ploch, MD, MEd, FAAD.

These bright berries are full of good-for-you vitamin C and flavonoids, both of which maintain and promote skin health. ¿La mejor parte? Even though they're seasonal, they retain their nutrients when frozen, so you can enjoy the skin-soothing benefits all year round.

"The fish's high amounts of omega-3 fatty acids help reduce inflammation, which can affect how skin looks," explains Tamara Melton, MS, RDN, LD. Nutrients like vitamin D and antioxidants can also reduce the risk of skin cancer and help with acne and rosacea, Ploch adds.

Eggs are a source of lutein, which helps keep skin hydrated and firm. It also promotes the natural oils that help keep you looking radiant, so feel free to start your day with a veggie omelet. Or, in place of higher-fat proteins, try adding it to sandwiches.

Tomatoes boast lycopene, a pigment that's naturally found in skin. While it won't replace sunscreen, this antioxidant can offer long-term protection against UV radiation and neutralize harmful free radicals, says dermatologist Rajani Katta, MD.

These powerhouse veggies are packed with the carotene compounds lutein and zeaxanthin, which are integral for protecting and hydrating your skin cells and keeping skin damage at bay. Try eating them in smoothies, salads, sautés and even as snacks, like baked kale chips.

Regularly eating these vitamin C-rich veggies naturally boosts your body's collagen, which helps keep your skin firm and youthful-looking. Bonus: Vitamin C also strengthens your immune system, so adding sliced peppers to salads and sandwiches can also keep that winter cold away.

Zinc is another immune-boosting mineral that can help protect skin cells from long-term damage. Luckily, it's found in all kinds of shellfish like shrimp, oysters, and mussels. Even better, they're lower in calories as sources of lean protein.

Mushrooms contain selenium, an important mineral that helps protect our skin from sun damage. Try swapping portobello "steaks" for high-fat red meat, or add the sautéed or raw versions to a salad.

Nuts and seeds alike are packed with vitamin E, which helps protect our body's cells and give our skin a healthy glow. Plus, since vitamin E has also been linked to lowering the risk of heart disease, sprinkling sunflower seeds into salads, soups, sautés, or eating a handful as a snack delivers an extra health perk.

Mangoes are loaded with beta-carotene, which helps your skin repair itself, stay smooth, and even delay the appearance of wrinkles. And &mdash yes, there's more! &mdash they're packed with vitamin A, which protects cells and helps them regenerate. When they're out of season, you can get the same effects from winter squash and sweet potatoes, as well as carrots, cantaloupe, and apricots.



Comentarios:

  1. Procrustes

    de ningún modo

  2. Micaiah

    ¡Sí!

  3. Rexton

    Curioso. Perhaps I will subscribe to the RSS. :)

  4. Andrei

    No está mal

  5. Tormaigh

    Lo siento, pero esta opción no era adecuada para mí. ¿Qué más podría sugerir eso?



Escribe un mensaje